Samsung sería el encargado del nuevo procesador Snapdragon 830

Hablar de la surcoreana Samsung, implica hacer hincapié en su dominio sobre el mercado de los móviles. Es el rey absoluto de Android gracias a su amplia oferta que le permite tener dispositivos para todas las gamas.

Pero también es un gigante que tiene tentáculos en otros sectores muy variados, desde televisores, lavadoras hasta llega a los procesadores. El hecho de poder fabricar sus propios procesadores les permite diseñar mejores Smartphone, eso es algo que vimos reflejado en su nuevo Galaxy S7 Edge.

En esta ocasión la noticia de tecnología tiene que ver con la fabricación del próximo procesador de Qualcomm, nos referimos al Snapdragon 830. La compañía surcoreana es la encargada de llevar a cabo su fabricación.

No es la primera vez que estos dos se unen pues el procesador Snapdragon 820 cuenta con la tecnología de Samsung. Hace poco Qualcomm nos presenta su nuevo Snapdragon Wear 2100 para SmartWatch.

Sin embargo, en esta ocasión la estadounidense no ha querido estar presente en el proceso de su nuevo procesador para Smartphone de alta gama, sino relegar todo el trabajo a Samsung.

Snapdragon 830 viene a ser un procesador más pequeño y veloz

Durante la fabricación de sus Exynos en 2016, la compañía surcoreana los fabricó utilizando la tecnología de 14 nanómetros que permite ofrecer chips con menor tamaño, mayor desempeño y mucho más eficiencia.

Para el nuevo Snapdragon 830 se planea utilizar un proceso de mucho menor tamaño, concretamente de 10 nm, gracias a un acuerdo firmado entre Samsung y Qualcomm. Obviamente esta tecnología estará presente en los propios procesadores Exynos 8895.

Snapdragon 820

Snapdragon 820

El Snapdragon 830 apunta a ser el procesador que utilizarán la mayoría de fabricantes en sus gamas altas. Además, el acuerdo incluye que esté dentro del Galaxy 8. Recordemos que los procesadores de Qualcomm no pudieron estar en el S6 debido a los problemas de calentamiento que presentaban sus primeros modelos.

Mientras, el Galaxy S7 en varias de sus versiones si utiliza el procesador Snapdragon 820. La verdad es que la apuesta de Qualcomm por un lado resulta acertada, sobre todo por los problemas que ha tenido en la fabricación de sus nuevos chips.

Y por el otro representa un desafío importante que deben superar utilizando su tecnología para encontrar nuevas formas de mejorar los chips. Seguramente su CEO, delegó la creación del Snapdragon 830 para poder centrarse en mejorar la tecnología de los chips actuales.