Apple planea una pantalla curva para el próximo iPhone

Durante muchos años la compañía de Cupertino ha sido la gran consentida por los consumidores de Smartphone, especialmente por los fanboy que idolatran los productos de la manzana mordida. Actualmente su gran buque insignia es el iPhone 7 y 7 Plus, Smartphone que son los grandes apetecidos para estas navidades.

El problema con esas terminales es que no tienen muchas diferencias de su predecesor el iPhone 6 Plus, salvo una que otra cosa. Esencialmente el cambio no es sustancial ya que lo único bueno es la incorporación de una doble cámara trasera para la versión 7 Plus. Y el mayor desacierto fue la eliminación del puerto de audífonos, ahora no puedes cargar la batería y escuchar música con tus audífonos al mismo tiempo.

Por todos estos desaciertos Apple en sus proyecciones de venta no fue muy optimista, haciendo que todos los consumidores y especialmente los analistas centren rápidamente su atención en el próximo iPhone.

Rumores del próximo iPhone 8

Lanzar al mercado un iPhone para festejar los 10 años del teléfono en el mercado hace que todos empiecen a buscar rumores sobre lo que veremos o no en su momento. Por el momento ha tomado mucha fuerza que el próximo iPhone disponga de una cámara 3D gracias a la tecnología de LG, fabricante con el cual trabajó para la inclusión de la doble cámara en el iPhone 7 Plus.

iPhone 7 y 7 Plus

iPhone 7 Plus

Otro de los rumores que comienza a tomar fuerza en la blogosfera es la incorporación de una pantalla curva, ofrecer un iPhone con pantalla “Edge” significa un cambio sustancial en el diseño del Smartphone por lo cual no es una hipótesis descabellada.

Además, según Wall Street Journal la empresa estadounidense ha pedido a todos sus proveedores nuevos prototipos de pantalla que incluyan mejoras en comparación con las ofrecidas por Samsung. La estimación son 10 prototipos diferentes y entre estos se incluye una pantalla curva que estaría presente en uno de los modelos del próximo iPhone, ya que se hablan de tres versiones diferentes.

La incorporación de una pantalla curva en el próximo smartphone significa un cambio importante en el aspecto visual, pero al mismo tiempo representa un fuerte desafío. Por un lado se encuentra la funcionalidad que esta tendrá dentro del Smartphone y adicionalmente el aumento en la manufactura que llegaría con una pantalla tipo OLED. Estaríamos hablando de unos cincuenta dólares por encima de lo acostumbra, solo nos queda esperar para ver si Apple asume este riesgo.