Lo bueno y lo malo de crear app iOS

iOS es una de las plataformas más atractivas para el desarrollo de aplicaciones móviles, por tratarse de un sistema operativo móvil con relevancia y presencia a nivel mundial. Se estima que los dispositivos de Apple cuentan con una cuota de mercado solo superada en un pequeño margen por Android, lo que hace crear app iOS una verdadera oportunidad de ingresos y de impulso de una startup; todo esto motivado además por un sistema de negocios destacable por parte de Apple, en donde se puede planificar el costo y ganancias en todos los plazos.

El diseño de aplicaciones en iOS es de hecho muy fácil, pues Apple es quien toma el control de la preparación del entorno de desarrollo, buscando siempre hacerlo cómodo y en consecuencia atractivo, pues al fin y al cabo, son los desarrolladores los que dan el valor agregado al catálogo de dispositivos de Apple. Este entorno previamente preparado, consiste en aspectos como un sistema operativo listo para el desarrollo desde su instalación (Mac OS), un sistema estándar de determinación de requerimientos y un lenguaje especialmente diseñado para el desarrollo de aplicaciones para iOS; este lenguaje en particular es Swift, y está basado en Objective C.

Crear app iOS: Un entorno de desarrollo ideal

Crear app iOS: Un entorno de desarrollo ideal
Crear app iOS: Un entorno de desarrollo ideal

No es solamente un sistema operativo con el kit de desarrollo incluido y un lenguaje de programación especialmente para la creación de aplicaciones para iOS, sino que también se considera el número de dispositivos en el que la aplicación deberá ejecutarse y la similitud de las características de éstos. Una de las cualidades de otros entornos de desarrollo como el de Android e inclusive el de Windows Phone, es un numero de dispositivos gigante (aun para Windows phone que es el que menos cuota de mercado tiene), que hace difícil la tarea de garantizar la compatibilidad de determinadas funcionalidades.

Decimos entonces que el tener un gran número de dispositivos juega en contra de la idea de entorno de desarrollo ideal, y es aquí en donde iOS y Apple llevan el estandarte. Lo de Apple no es solo integrar el kit de desarrollo en su sistema operativo y crear un lenguaje de programación exclusivo, sino que también radica en el control del desarrollo de dispositivos que se limita a un modelo anual, que además comparte con modelos anteriores características proporcionales o equivalentes de piezas de hardware que además se configuran para ser retrocompatible.

El control del producto es la clave para la formación de un entorno de desarrollo ideal

El control del producto es la clave para la formación de un entorno de desarrollo ideal
El control del producto es la clave para la formación de un entorno de desarrollo ideal

Apple desarrolla un modelo de iPhone anualmente y solo recientemente, ha comenzado a desarrollar 2 modelos anuales, pero manteniendo siempre el número de móviles vigentes reducido, de forma que los desarrolladores puedan asegurarse de que su aplicación funciona en todos ellos, evitando incompatibilidades, cosa común en Android, en donde el hardware entre modelos es increíblemente pronunciado, y aun en Windows Phone, esto ocurre, sin mencionar que el desarrollador debe pensar en que su a0plicacion funcione en un ordenador, si así lo ha planificado.

Apple además, integra de manera nativa el kit de desarrollo en un ordenador Mac, por lo que el desarrollador evita el paso de preparar un entorno de desarrollo, pues con solo adquirir un ordenador Mac, ya contaría con todo lo necesario para comenzar. El sistema de actualizaciones de Mac OS, además de agregar nuevas características, también mantiene actualizado el kit de desarrollo, para que el usuario tenga menos de que preocuparse, estando seguro de que ha desarrollado nuevas aplicaciones y nuevas versiones de las mismas usando las últimas versiones de los componentes de su kit de desarrollo.

Un lenguaje de programación: Swift

Un lenguaje de programación: Swift
Un lenguaje de programación: Swift

Swift fue lanzado en 2014 en la conferencia anual en la que Apple presenta sus nuevos productos; Swift fue presentado como alternativa sugerida a Object C, que era el lenguaje de programación utilizada desde 2007 y que actualmente pretende ser descontinuado para que los desarrolladores se concentren en su labor con Swift. Este lenguaje de programación presenta una serie de características que dan ventaja en todo el proceso de desarrollo, entre lo que puede destacarse un menor número de líneas de código, un rendimiento increíblemente bueno y la presencia de características de seguridad que evitan que una aplicación compilada mal funcione.

Apple no solo controla el hardware y el software de los iPones e iPads para que sea lo más óptimo posible, sino que además también desarrolla un lenguaje que garantiza que la ejecución de las aplicaciones sea también óptima. Actualmente, aún pueden desarrollarse aplicaciones usando Object C y también otras variantes de C, aunque tendrían que usarse otros editores y entornos de desarrollo no soportados por Apple, aunque la ventaja en este sentido es el poder comenzar un proyecto de aplicación, sin haber tenido que aprender primeramente el lenguaje Swift.

Desventajas de crear app iOS

Desventajas de crear app iOS
Desventajas de crear app iOS

Pese a que el entorno de desarrollo de Apple para crear app iOS está excelentemente diseñado y pensado para atraer a desarrolladores, la verdad es que el entorno por sí mismo supone una desventaja. El entorno tiene las cualidades descritas: un número limitado de modelos, 2 lenguajes de programación soportados, un ordenador Mac como entorno de desarrollo listo y unos lineamientos descritos por Apple para garantizar compatibilidad entre todos los modelos. El número de dispositivos es lo único ideal en estas características, pues lo demás es una limitante en el corto y mediano plazo.

Los ordenadores Mac son costosos, por lo que presupuestalmente es más viable adquirir una copia de Mac OS e instalarla en un ordenador, que debe ser exclusivo para esto, pues Mac OS no está diseñado para convivir con otros sistemas operativos como es el caso de Linux. Para el caso de desarrolladores que conocen de lenguajes como Java o HTML5, tendrían que estudiar primeramente Swift u Object C antes de poder comenzar a desarrollar, cosa que es en primera mano, un contratiempo. Android por ejemplo, que pese a tener un número desventajoso de dispositivos para desarrollar, es compatible con muchos entornos de desarrollo que se traducen a Java y a los lineamientos de Google por medio de herramientas especializadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *