Las equivalencias halógeno led son una opción real recomendable

Los bombillos de equivalencias halógeno led han ganado en popularidad en los últimos años como parte de las alternativas de iluminación que están certificados como de bajo consumo energético, que es algo prácticamente necesario en muchos países que han entrado en las estrategias de ahorro de electricidad como estrategia para combatir el recalentamiento global. Las bombillas equivalencia halógeno led se sitúan en la tercera de la lista de opciones, solo superada por las bombillas de halógeno y las bombillas incandescentes. Estas primeras compiten en el tema de la intensidad de iluminación.

Bombillas halógenas

Bombillas halógenas
Bombillas halógenas

Las bombillas halógenas son una variante de la bombilla de luz eléctrica inventada en 1879. El principio fundamental que caracteriza a las halógenas, es la forma en que las bombillas eléctricas emiten su luz, que es gracias a la resistencia provocada por el filamento de tungsteno dentro del bulbo de vidrio. La variante halógena reduce este bulbo a un tamaño más reducido, y en vez de vidrio, es fabricado en cuarzo, para que resista mejor las altas temperaturas. El pequeño bulbo es llenado con un gas inerte y con pequeñas cantidades de algún metal halógeno como yodo o bromo, que se combinarían con el tungsteno que se haya evaporado, devolviéndolo al filamento y extendiendo su vida útil.

Gracias a que la pequeña bombilla está llena de un gas inerte, todos los elementos dentro de ella, se encuentran en equilibrio químico, y es la razón de su característica durabilidad. Pero la bombilla de cuarzo requiere también protección, pues en vista de que alcanza tan altas temperaturas, su contacto con elementos como los presentes en la grasa natural de la piel, puede producir su desgaste. Ésta es la razón por la que las bombillas halógenas, cuentan con un bulbo de vidrio más grande que encierra y protege al de cuarzo, permitiendo su manipulación con las manos desnudas.

Las bombillas de equivalencias halógeno led sustituyen el principio del filamento de tungsteno por la emisión de luz mediante una bombilla led. Las bombillas led producen también una resistencia en un filamento, produciendo luz visible y en ciertos casos, luz ultravioleta, a diferencia de las bombillas de halógeno, de luz incandescente y de luz tradicional, que producen luz visible y calor. El uso energético es poco, al igual que sus equivalentes halógenos, aunque para este caso en particular, su estructura se basa en un conjunto de circuitos que se encargan del encendido de las bombillas led.

Apariencia de las bombillas

equivalencias halógeno led
Apariencia de las bombillas

Cada bombilla de equivalencias halógeno led está diseñada para lucir como un bombillo tradicional, siendo el bulbo el que contiene un grupo de leds, que son los que producen la iluminación. Al fondo de dicho bulbo, se encuentran los circuitos del encendido, que son de inicialización inmediata al recibir energía, que es lo que ocurriría cuando usamos el apagador de la habitación. Existen muchas marcas en el mercado y una de las cualidades en este sentido es la estandarización, que permite usar las bombillas de equivalencia halógeno led en cualquier casquillo de bombilla tradicional.

Los usos de las bombillas led, son variados y abarcan muchas de las aplicabilidades en el hogar, en la oficina y en el negocio. Para el hogar, pueden usarse para iluminar una habitación, o como alternativa a las bombillas usadas para resaltar ciertos elementos decorativos.

También tienen versiones para iluminar en soluciones particulares como en el grupo de bombillas en decorados industriales, entre otras. Para la oficina, tiene la ventaja particular de proporcionar luz blanca en todo momento. Sea para iluminar toda la oficina o como bombilla de luz para leer o escribir, se ve beneficiada de estas características.

Factores a tomar en cuenta de las bombillas halógenas

equivalencias halógeno led
Factores a tomar en cuenta de las bombillas halógenas

Pese a que suponen una excelente alternativa a las bombillas halógenas y a las incandescentes, por no producir calor, por dar luz blanca y por estar dentro del rango de ahorro energético, existen ciertas cuestiones a considerar que pueden impedir que un consumidor quede enteramente satisfecho, si las escoge como su solución. Una de las diferencias sustanciales de uso de las bombillas de equivalencia halógeno led en comparación con las halógenas y las incandescentes, es que el encendido no es análogo sino electrónico, es decir, el encendido es controlado por un circuito como se explicó anteriormente. Esto provoca un comportamiento particular que, dependiendo de cada quien, puede ser molesto.

Uno de estos comportamientos particulares es el retardo de encendido. En vista de que este proceso es controlado por una placa electrónica dentro del bombillo, ésta debe inicializar primero para luego continuar con el encendido de los led. Hablamos de milisegundos, que dependiendo de la marca y el modelo, puede llegar a notarse. Otra de las desventajas es la diferencia que existe entre los modelos y las marcas en cuanto a la temperatura de luz. Esto tiene que ver también con el tema de la circuitería y en como cada fabricante programa cada una de las placas.

Para este caso particular, se recomienda que el usuario experimente con modelos y marcas, determinando cuales de ellas son las que dan temperaturas de luz ideal. Lo siguiente es crear un plan de sustitución paulatina de bombillas led, que esté precedida por la agrupación de aquellas con temperaturas de color similares. Haciendo esto, se atenúa el impacto negativo de la irregularidad de la iluminación. Cuando se consiga un modelo que de la temperatura de luz ideal, es recomendable decantarse por él y sustituir los demás progresivamente con ese modelo.

Una de las cuestiones que pueden abordarse con esto es también la posible poca durabilidad de los modelos. La calidad de fabricación y de los componentes puede ser decisivo en la durabilidad de las bombillas, por lo que es recomendable también fijarse en cuanto tiempo dura cada uno de los modelos y decantarse por el que es más durable. Para ahorrar en inversión a largo plazo en la sustitución de bombillas, es recomendable adquirirlas en tiendas oficiales para obtener garantía del fabricante. Ésta garantía permite que el producto sea sustituido por un modelo nuevo o uno equivalente, en caso de que tenga algún tipo de defecto, como el de poca durabilidad e inclusive tonos de iluminación excesivamente anormales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *