De Smartphone a herramienta, No es solo aprender a cambiar la red entre GSM o WCDMA

Hoy en otecnosi te contamos que los teléfonos móviles son una de las tecnologías que han provocado una entera revolución en las telecomunicaciones. Con su nacimiento, se iniciaron y se desarrollaron métodos de comunicación inalámbrica que han permitido incluir nuevas formas de trasmisión como los datos digitales en banda ancha. Una cuestión es clara y es que trasmitir mediante frecuencias electromagnéticas necesita del uso de baterías, que funcionarían como fuente de energía en los dispositivos inalámbricos. Los modelos modernos están programados para cambiar entre GSM o WCDMA según convenga para el ahorro de energía y mantener por el tiempo suficiente la autonomía del equipo.

cambiar la red entre GSM o WCDMA
cambiar la red entre GSM o WCDMA

La razón de este comportamiento para el ahorro de energía tiene relación con el hecho de que las redes WCDMA requieren de mayor energía para trasmitir, por lo cual es anexa a GSM que es más eficiente en el consumo. Los fabricantes programan a los dispositivos celulares para que tomen decisiones sobre cambiarse entre redes GSM o WCDMA según convenga e acuerdo al gasto energético habido, a la frecuencia de consumo de datos y a la actividad de las aplicaciones instaladas.

En algunos modelos, esto es configurable de manera fácil por el usuario, otros tienen estas funciones ocultas de manera que el fabricante se asegura de controlar en la mayor medida posible la experiencia de red que el consumidor tiene de sus dispositivos. Este control no tendría que ser una solución definitiva, pues todos los usuarios no se comportan de la misma forma, y debería entonces ser el mismo quien tome las decisiones sobre su móvil.

Para ampliar un poco este hecho, conviene analizar el criterio de los fabricantes en intentar mantener control sobre esta y las demás características de los usuarios. Parte de la imagen de los productos es la experiencia. El fabricante busca vendernos un celular de alta calidad, sea que tenga o no el hardware más puntero del mercado. Lo que buscan es que la experiencia de uso sea estándar, que todos lo consigan igual y que se venda por ello. Esa experiencia estándar provocaría una sensación de seguridad, pues el consumidor sabe que es lo que conseguirá al adquirirlo.

cambiar la red entre GSM o WCDMA
cambiar la red entre GSM o WCDMA

Y de hecho sucede, las personas compran los dispositivos sabiendo que tendrán una duración de batería más o menos clara, consuman o no contenido mediante las redes, y el teléfono controla absolutamente todo, incluido el cambio automático entre redes GSM o WCDMA. Pero de frente a la realidad, esto es especialmente injusto con alguno de los consumidores.

Por ejemplo, se da el caso en el que el usuario no es un consumidor agresivo de contenido móvil, y se enfoque en redes sociales de muy poco consumo de internet, y más bien le importe mantener la calidad de las llamadas. En este caso, pareciera que la estrategia mencionada no concordara con el perfil. De hecho, ese mismo perfil puede funcionar con un 100% de satisfacción si el equipo se mantuviera en GSM todo el tiempo, pues redes sociales vastamente usadas como Whatsapp y la aplicación sencilla del cliente de Facebook (Facebook lite) están optimizadas para funcionar sin una red de banda ancha.

Los celulares sencillamente no saben analizar este asunto, y terminan por estropear los verdaderos intereses que el cliente tiene sobre el equipo. Lo que el consumidor pierde al no tener el control sobre su producto es la posibilidad de tener una autonomía mayor que la que el fabricante asegura con un uso “moderado”. Pese a la imposición de los fabricantes en relación a este tema, los celulares y en especial los teléfonos inteligentes tienen la posibilidad de permitir un control manual sobre el cambio entre GSM o WCDMA.

GSM
GSM

Normalmente esta opción está incluida en los ajustes en la categoría de red. Un usuario puede acceder en cualquier momento y seleccionar manualmente el tipo de red que más le convenga y no solamente eso. La mayoría de los Smartphone modernos están basados en sistema operativo Android, que además de permitir el cambio de tipo de red desde los ajustes, permite la instalación de herramientas, de modo que esa modificación pueda realizarse enseguida desde la pantalla de inicio o desde algún lugar conveniente para el usuario.

En casos muy puntuales, valdría la instalación de una versión de software modificada que tenga mejores posibilidades como Cyanogenmod, pero en este caso, el cliente tiene que estar familiarizado con el tema y estar dispuesto a asumir los riesgos y consecuencias. Sin adentrarnos en el tema de la instalación de otras versiones de software, el solo hecho de decidir instalar herramientas como las mencionadas en el párrafo anterior, requiere de por sí, cierto conocimiento.

No es especialmente complicado empaparse sobre este tema y de hecho solo falta tener un poco de sentido común y algo de curiosidad. En el caso de android, Play Store está lleno de herramientas como widgets y administradores de red que pueden ser descargados y analizados. Con uno que el cliente descubra, tendría a su merced, una serie de sugerencias de aplicaciones similares. El ensayo y el error serían los mejores maestros hasta que se consiga la aplicación ideal que le permita configurar el comportamiento de la red en la forma más idónea.

Cuando el cliente comienza a tener control de su dispositivo de esta manera, se tiene completo control de su rendimiento en cuanto a conexión. No se trataría solamente de descargar una aplicación que le permita manejar la selección de red entre GSM o WCDMA, sino que sería descubrir un mundo de apps enfocados a la personalización y al control personal del rendimiento. Además de manejar la red para mejorar la autonomía o beneficiar la conexión de red, se incluirían otras funcionalidades como el control sobre que aplicaciones pueden utilizar ciertos recursos y si pueden o no mantenerse en ejecución.

cambiar la red entre GSM o WCDMA beneficios
cambiar la red entre GSM o WCDMA beneficios

En un sentido lógico, el cliente tiene que construir un conocimiento que le permita entender y controlar esta nueva forma de uso de su Smartphone, aunque la ganancia es la conversión de su teléfono inteligente hacia una verdadera herramienta, que en muchos casos, es la razón por la cual el Smartphone se ha popularizado y se considera por encima de los modelos que no son inteligentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *