Adaptador WiFi impresora dentro del mundo conectado de la oficina

Hoy te contamos que el WiFi es una de las tecnologías más utilizadas hoy en día, integradas en una vasta cantidad de dispositivos móviles que incluyen además de celulares, equipos portátiles, cámaras digitales, televisores y hasta impresoras. Se ha creado un ecosistema en torno a esta tecnología tan amplia y tan compleja, que hasta un fabricante de impresoras busca explotarla y sacar un provecho que beneficie a sus clientes. Pero en muchos casos, puede que se requiera un adaptador WiFi para impresora para que ésta pueda conectarse aunque generalmente se trata de un dispositivo sencillo que puede comprarse en tiendas de computación.

Adaptador WiFi impresora
Adaptador WiFi impresora

El WiFi es una tecnología que tiene tiempo en el mercado, consistiendo en una serie de estándares que repercuten en su velocidad, su versatilidad y su nivel de seguridad durante la trasmisión. En otras palabras, se trata de una tecnología de envío y recepción de datos que es segura y que puede controlarse enteramente, aunque no siempre existe una gran cobertura, solo la necesaria. En general, mucha cobertura tampoco es necesaria, pues es una tecnología pensada para uso local, y los fabricantes diseñan los dispositivos para que emitan señal en un radio más o menos común, aunque no estándar.

Los espacios más adecuados para utilizar WiFi

Los entornos de la oficina y la empresa son los más prominentes en el uso del WiFi como herramienta de comunicación, pues en el largo plazo ahorra tiempo y recursos en comparación con soluciones más tradicionales como las redes de datos alámbricas que, además de todo, no son compatibles con muchos de los nuevos elementos que se han decantado por soluciones inalámbricas. Otra de las ventajas del WiFi es la facilidad y estandarización de las configuraciones que facilita enormemente la integración de nuevos elementos a la red, que ahorra en el pago de mano de obra a especialistas.

Adaptador WiFi impresora
Adaptador WiFi impresora

En casos en donde la red WiFi está implementada de manera poco planificada o si se trata de una implementación resultante de una urgente migración de tipología de red, es común el uso de adaptadores que pueden conectarse a las computadoras mediante puertos USB. La ventaja que ello acarrea es la inserción de ordenadores inicialmente no compatibles por no contar con las interfaces necesarias de manera nativa. En este contexto, conviene conocer en que consiste la tecnología de la que hablamos y por qué ha permitido el nacimiento de un ecosistema tan amplio de dispositivos conectados, que hasta las impresoras se han incluido para sacar un mayor provecho.

¿Cómo funciona el WiFi?

El WiFi es una tecnología de comunicación inalámbrica para dispositivos electrónicos mediante el cual pueden compartirse datos y recursos, especialmente el de la conexión a internet gracias a su funcionalidad de punto de acceso. Otras funcionalidades se basan en protocolos como DHCP mediante la cual se comparten recursos mediante protocolos basados en los sistemas operativos de los dispositivos involucrados independientes de los elementos pertenecientes a la red inalámbrica. Estos protocolos dependientes del sistema operativo no pertenecen al estándar WiFi aunque su flexibilidad es la que permite lograr este tipo de cometidos.

Servidor de impresoras
Servidor de impresoras

El nombre estándar de WiFi es IEEE 802.11 que se subdivide en varias más en concordancia con los subprotocolos de funcionamiento que tienen características propias. El estándar 802.11b, el 802.11g y el 802.11n son los estándares más utilizados, que funcionan a una frecuencia más o menos saturada de 2.4 Ghz, permitiendo velocidades de trasmisión de 11, 54 y 300 Mbps respectivamente. El estándar más moderno es el 802.11ac que es conocido como WiFi5, primero en funcionar en el espectro de 5Ghz, gozando de la ventaja de un espectro prácticamente libre de interferencias aunque con menor alcance, pues desde el punto de vista de la física, las frecuencias tienen menor alcance cuanto mayor sea su frecuencia.

En cuanto al tema de los elementos de oficina, las impresoras WiFi se han convertido en un recurso muy solicitado por la flexibilidad de su uso, por ejemplo, en condiciones en las que no existen impresoras de este tipo, las comunes suelen estar permanentemente conectadas a un computador que funciona a manera de servidor. Él comparte la impresora de red en forma de recurso, por lo que mientras esté encendida, todos los conectados a la misma red pueden imprimir de su impresora. Una impresora WiFi solo necesita conectarse a la red y se comporta como servidor de sí misma.

Adaptador WiFi impresora una solución sencilla

Es muy común el uso de adaptador inalámbrico impresora como parte de los elementos necesarios para acoplar una impresora WiFi a una infraestructura que no tiene este tipo de red. Si la instalación es sobre todo por la impresora, no es necesaria la inclusión de un dispositivo enrutador, sino que la misma impresora puede funcionar a modo de punto de acceso. El conector WiFi impresora instalada en cada ordenador le permite a cada uno acceder a la impresora como recurso de red de acuerdo a las configuraciones mostradas en su sistema operativo.

Adaptador WiFi puerto USB 2.0
Adaptador WiFi puerto USB 2.0

Hace falta también conocer en que consiste un adaptador, es decir, si se trata o no de algún dispositivo especial. Un adaptador WiFi ordenador no es más que una interfaz de red en todo el sentido de la palabra, que generalmente se conecta mediante puertos USB, por lo que es de fácil y rápida instalación. Cuando se conecta un adaptador WiFi para el equipo el sistema operativo es quien en la mayoría de los casos guía o instala automáticamente y transfiere las configuraciones de red hacia el nuevo dispositivo. Sistemas como Windows sugerirán la opción de búsqueda de recursos en las redes que se consigan con el nuevo dispositivo.

Pese a que las impresoras WiFi son la tendencia en sectores administrativos, no fueron el primer intento de recurso inalámbrico para oficinas. Existió en su momento la impresora bluetooth que intentó lograr lo que la versión WiFi logró, y que de hecho requería una instalación más o menos parecida, a lo que hemos descrito con los adaptadores WiFi. Por razones que ameritan un análisis dedicado, no tuvieron el éxito pensado, dejando en la obsolescencia este tipo de recursos. El WiFi ha llegado para quedarse, siendo cada vez más el indispensable medio de los dispositivos conectados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *